ubik

LOS CIRCUITOS DEL HÁMSTER

Estalla la parsimonia

en un rompecabezas de mil pétalos

derribando silencios de acero

 

las raíces de mi cuello

se erosionan

de savias prohibidas

donde los fósiles 

del habla 

me condenan 

a una escritura sin destino

de absurdo inolvidable

 

calendarios íntimos

polinizan el amanecer 

que debo acallar

entre la carcoma del cisne

 

en el doble fluvial se juega

el vislumbre de mi sangre espejo

que carece de la intensidad suficiente

para que arda

el signo fronterizo 

del anagrama

 

no narro

el don de la felicidad

ni atosigo canciones

en una brizna de imágenes

recoso palabras 

 

letra hermética

con su demora 

de emociones tatuadas

donde iracundo recala

el eterno abandono de los seres 

en su zozobra monógama  

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.