el brujo de letziaga

-- El niño más pobre --

Ha dormido esta noche en el monte,
junto a un hálito de lumbre,
el niño más pobre,
con un mendrugo para el hambre.

Él sueña con mundos saludables
y besos maternales,
pero siempre callando sus dolores
tras los anchos horizontes.

De linde a linde conoce,
a pastores, labradores y leñadores,
con grandes corazones,
que le alimentan de modestos manjares.

Bebe de las fuentes naturales
para él celestiales,
depuradas de sedimentos mundanales
donde cristalizan sus pesares.

El niño más pobre,
es un ángel de Dios en su vida errante,
que le mira y le sonríe,
y va de la mano de la Virgen, su Santa Madre.

Comentarios1

  • borealara

    Lindas letras, hay niños en cada corazón y los que le amamos le llevamos a Jesús amoroso.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.