alejandro guardiola

EL CARRO MALDITO

Entre las sombras perdidas

vaga el vampiro sediento

siniestra capa tendida

brillantes sus ojos rojos

 

Un borracho caminando

a traspiés va llegando

una sonrisa siniestra

el vampiro está atacando

 

Ya le clavó los colmillo

y su sangre va chupando

más maldición que es esto

que ya le está mareándo

 

Ya pilló la borrachera

y no encuentra su camino

va perdido en los senderos

la mañana está llegando

 

Aquí se acaba la historia

del vampiro y el borracho

pues el sol tan refulgente

a trozos lo va llevando

 

 

 

 

 

 

Comentarios3

  • Violeta

    Si fuera sabido el vampiro que le iba a trasmitir la sangre del borracho, lo deja pasar sin ser mordido. Sin no lo destroza el sol , lo destrozara la sangre alcohólica Encantada en leerte.

    • alejandro guardiola

      Gracias VIOLETA por tus palabras, saludos sinceros

    • Samantha Sanz

      Muy bueno!

      Gracias Alex.

      Feliz semana.

      Sami.

    • alejandro guardiola

      Gracias SAMANTHA, eso le pasó al vampiro por chupar demasiado, feliz semana



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.