Ben-.

Mi recuerdo-.

Qué será de mi recuerdo

de ese solitario recuerdo

que acompaña cada madrugada

mi insomnio y lo rompe en estrellas

y lo acumula en densidades opacas.

Estoy frente al mar, aún

o soy solitario vigía de un templo

en ocasiones primaveral, en otras

sacrificio interno, flora inusual.

Rotulé por intervalos las edades

hasta hacerlas profundamente mías

convoqué su magia hasta deshacerme

resistí la obtusa materia de la rutina

el diario pan contaminado por las

rendijas vecinales.

Estoy solo frente al río, como

un poderoso anillo, que busca

su azul línea de aposentos investigados,

de neutras amarillentas y vulgares

zafias promesas amatorias.

Estoy solo frente a las habitaciones

frente a los órganos interminables

de las flores emasculadas, de los pistilos

o de las coronas escuálidas e insensibles.

No hay más poema que éste, no hay más

concreción posible, estilita del desierto,

parto para no reunirme jamás

con mis ancestros-.

 

©

Comentarios2

  • kavanarudén

    Profundo e introspectivo:
    Ese mar profondo, inmenso.
    Delicadas letras.
    Un placer siempre leerte.
    Un fuerte abrazo 🤗

    • Ben-.

      Gracias Kavi, un abrazo gigante!!

    • Hugo Emilio Ocanto

      Muy bellas son tus letras, poeta.
      Mi saludo, mi amistad.
      Hugo Emilio.

      • Ben-.

        Gracias amigo Hugo, son tus letras profundas y bellas también. Un abrazo!!

        • Hugo Emilio Ocanto

          Gracias Ben.
          Un abrazo!!

        • Hay 1 comentario más



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.