Jose Viramontes

Miedo

Tengo un miedo absurdo,

De arruinarlo todo, y perderte.

Y es que el miedo me invade,

se me acelera el ritmo cardiaco,

Comienzan a cosquillearme las manos

y es como si estuviera apunto,

de saltar al precipicio.

 

Es esa sensación de estar parado

en un puente de vidrio,

donde no sabes si seguir el paso

o caminar con cautela por el

miedo de fracturar el vidrio.

 

Comienza agosto,

y busco en mis recuerdos

ese chip de como enamórate,

y es que ha pasado el tiempo,

y me he vuelto algo obsoleto

en esto del cortejo.

 

Veme a hora,

Estoy parado frente a esto

 y no tengo palabras

Para seguir escribiendo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.