Rodrigo A. Alvarenga

Ni una menos (ni una más)

Dejá de contarlas,

que no hace falta,

a vos,

no te sobra nada.

 

Olvidá el gimnasio…

 

Si querés sudar,

empapemos mi cuarto.

Si te querés pesar,

recostate en mi pecho

-porque soy bueno para el tanteo-.

Si querés una dieta,

mis labios saboreando los tuyos,

son la receta perfecta.

 

Y,

si te querés ver bien,

te presto un espejo,

y mis versos,

quizá así

te des cuenta

que,

de esta vida,

sos lo más bello.

Comentarios1

  • Luna y Poesía

    Muy bello tu escrito, sobre todo por el mensaje que tiene, es verdad la belleza interna sostiene a la belleza externa, aunque sea con libras demás...No hará falta el gimnasio, solo saber mirar con amor...
    Encantada de leerte.

    Luna



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.