Santiago Miranda

El mal es nulo, es nada, es silencio

 

Que implica sonido - R. Browning

Así nuestros actos : complejos
Duplicados hasta el hastío
Del vértigo numeroso
Truenan y caen oblicuos
A la luz de su propio deseo
La noche arde en insomnio
Cuando tronamos estos
Huesos, indeterminados
O aquellos, nosotros/ellos
La que ayer fue nuestra osamenta
Y sucedémos vibrando
Paralelos al juicio
Concomitantes al hecho
Rugido carnal en nuestra voluntad
Fue el deseo del tiempo:
Amor-estruendo
Quizás temor a la noche
Sin fin y un pensamiento
Nunca jamás silencioso
Impelidos a caminar
Sonoramente
Como el mar o el fuego
Uno-lo-mismo : espejo
De otro reino inmaterial
Juntos unos con otros
En la música como un deber, el paso
Inmemorial, estamos vivos; laten
Incuestionablemente nuestros corazones
Y nos brillan los ojos, la luz
De su rayo en todo lo vivo cae



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.