Julio Noel

Cual jirones de niebla vaporosos

Cual jirones de niebla vaporosos

que lamieran las montañas agrestes,

tal me parece el cendal de las vestes

que cela tus miembros voluptuosos.

 

Los liliales pliegues al viento undosos

acarician esos senos celestes;

por Dios te ruego que no me detestes

por mirarte con ojos lujuriosos.

 

Tan radiante es tu figura divina,

tan sensual es tu sublime belleza,

emanas tan espléndido fulgor,

 

que todos mis sentidos alucina

todo ese gran acopio de lindeza

que por ti inflama y cautiva mi amor.

 

Canciones de amor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.