Santiago Esquivel

Invierno.

Entra entre todo lo de adentro
Y se adentra hasta lo profundo
Y entonces, tiritas,
Tirita el mundo cubierto de tí
Tirita la escarcha que te hace tiritar
Tiembla la hipotermia encima de tu frialdad
Y no me dejas, yo no te dejo dejarme,
Yo no te dejo ir, nunca,
Tú nunca me dejas ir,
Y No dejamos nunca de sentirnos.

 

Se pronostican lluvias sobre todo,
Sobretodo cuando no haya nada,
Cuando estemos vacíos, esparcidos,
Desperdigados, entre las nubes
Y caigamos como gotas suicidas,
Como gotas suicidas en picada,
muriendo lentamente,
Impactando levemente,
Cayendo suavemente,
Simplemente, sobre la nada.

 

Comentarios2

  • Manuel Meneses Jimenez

    Aquí y mientras tanto, en la frontera de España con Francia hoy hemos llegado a los 38 grados, algo impensable hace unos pocos años. Se agradecerían esas gotas.
    Manuel Menéses.

    • Santiago Esquivel

      Aquí igual estamos pasando por algo parecido, las gotas son escasas y hay que atesorarlas cuando caen.

      Saludos.

    • María Isiszkt

      Nosotros con ola de calor agobiante, así es el mundo, gira y gira y toca lo que ha de tocar.
      Un saludo

      • Santiago Esquivel

        Aquí es igual, fue una lluvia efímera. Hay que degustarla al máximo.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.