Joseponce1978

Olas

A la pequeña ola la ola mayor

se encontró flotando en un mar de dudas

y quiso guiarla por tormentas rudas

hasta llevarla al puerto del valor.

 

Dio alas la gran ola a la ola menor

para ayudarla a superar las crudas

aguas del triángulo de las Bermudas,

dejando sus vértices a estribor.

 

Subida a la cresta de la experta ola

la ola más inocente era proclive

a adornarse con estrellas de mar

 

y oír el ruido, en la caracola,

de todo el oleaje, ella inclusive,

en su incesante nadar y nadar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.