Josefina Bravo

¡VALIENTE HA DE SER AQUEL¡

 

I

Que cae mil veces en el camino

Y  se levanta convencido

Que  fue  Dios quien lo ayudo

Y a su amado hijo a su lado envió

Para que fuese  su escudo y su guía

El único que su  mano extendió

Y con su manto te protegió

Del inminente peligro

Peleo por ti contra  tus enemigos

Porque él es tu leal amigo

Tu castillo  y tu abrigo

Durante la frialdad de la noche

El que te escucha sin reproche

Porque su amor es inmutable

Único, real y sincero

II

¡No importa las veces que has fallado¡

Es hora de actuar como el buen soldado

Que fue muy bien adiestrado

Por Jehová de los Ejércitos

El poderoso guerrero

El que con su sapiencia y su esmero

Te esculpió a su semejanza

Te dio fortaleza y templanza

Para lograr lo imposible

Te dio fe para ver lo invisible

Porque con mi Dios todo es creíble

No hay nada que delante de él se resista

Porque su majestad es la prueba genuina

De que él es el creador del universo

Digno de honor y de pleitesía

III

¡Por esa razón es que en mi poesía¡

Es y será la alabanza sublime

Que bendice, exalta y glorifica

Al nombre sobretodo nombre

Al Dios  todopoderoso

El que antes  de mi nacimiento

Me formo para lograr grandes cosas

Me esculpió como joya preciosa

Me  escogió para ser un vaso de honra

Que contiene en su interior

El perfume más selecto

Que perfuma el altar del altísimo

El lugar más predilecto

Para que mi espíritu se nutra de la unción

Que solo me da el Espíritu Santo

ENEIDA JOSEFINA BRAVO REALZA

POETISA DE JESUCRISTO

EL BAÚL-VENEZUELA

18/07/2.019

02:47 p.m.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.