boris gold

CON UN PAR DE LÁGRIMAS... RIEGO UNA ESPERANZA

"Este es un humilde homenaje 
al brutal y criminal atentado a la AMIA"

Yo que he caminado
por distintos sitios,
tras de geografías
para así aprender,
algunas me sirvieron
otras fueron nulas,
jamás he pensado
lo que iría...a ver.

Mi Argentina amada
que como una madre,
dio cobijo a tantos
y les brindó calor,
esa misma gente
pagó con trabajo,
sacrificios y lágrimas
y mucho...la amó.

Fue como amalgama
un crisol de razas,
que creyó olvidadas
por fin el horror,
no pensó ni en broma
que irían de nuevo,
a ver estos actos
de cruento...dolor.

Un puñado artero
de imberbes mesias,
se creyeron dueños
de la gran verdad,
llovió tanta sangre
volaba la AMIA,
y hasta el mismo cielo
lloró...en soledad.

Ausente de todo
huyó el buen sentido,
la que siempre juzga
el bien y el mal,
la esperanza huérfana
se quedó muy sola,
más los muertos de AMIA
siempre aquí...estarán.

Pero se que un día
el menos pensado,
el país entero
de luto vestirá,
pues las almas buenas
los muertos de AMIA,
saldrán de sus tumbas
y justicia...pedirán.

El mundo está absorto
no entiende que pasa,
si la vida humana
no vale nada ya,
tantos años pasaron
de cargar sus penas,
y los deudos piden
por favor...piedad.

Hoy el pueblo entero
mira con espanto,
esta cruel tortura
por la acción atroz,
ochenta y cinco vidas
que siguen esperando,
no hay culpables y se me hace
que fusilaron… a DIOS.

Boris Gold (simplemente…un poeta)

Comentarios1

  • Samantha Sanz

    Letras que arrancan suspiros por su intensidad maestro del alma.

    Abrazo fraterno.

    Sami.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.