Allen Andree

IMPRESIÓN

…No es un regalo la presencia

no es un obsequio que te escriba y que me leas

si lo que tú me das cala el cuerpo y la sangre

 

y no me extraña tu silencio

no me persigue el pensamiento dividido

ni tus ojos de ternura cuando me extrañas

 

luego tu semblante es el de quien sabe

-que las cosas simplemente son categóricas en el presente-

en excesiva fugacidad

 

pero eso qué importa

si contigo invocamos a los dioses

apostando en quién pueda y no probar su existencia

por eso me detengo en tu mirada

porque mucho de mi te pertenece…



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.