Martín Marum

Líneas engañosas.

Los signos cambiantes

Sobre un frágil cubo 

Saludan en los instantes

En los que todo se detuvo.

 

En ellos un estar permanente 

Pegado al nuestro y al de todos

Hay quien los lleva en la frente

Hay quien los lleva en los codos.

 

Signos danzantes

con sus líneas engañosas

nos miran y ofrecen 

sus lutos y fosas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.