E. domínguez torres

PEDACITO DE TIEMPO

Tú,

que hiciste tuyas

todas mis decepciones

 y mías… mías las esperanzas…

mi pedacito de tiempo, forjadora

de mis ilusiones y de mi desconsuelo,

de mi vida, que se extingue poco a poco.

 

Pedacito de ternura, divina… ¡mágica existencia!,

fuiste mi delirio, la paz y la guerra…

la paz bendita, también la más cruel de mis tristezas.

 

Tiempo... ¡cuánto quisiera!...

quisiera recuperarte y contigo a mi amor;

a ese amor divino, ¡fantástico!, la única que dejo

a mi corazón… mi alma, en el más alto firmamento,

aquella que fue la más grande, ilusión de mi ser.

 

Contigo mi amor,

los días lluviosos eran gotas de rocío en tu piel,

compartir el tiempo, era el más delicioso manjar,

cuando tus labios se posaban en los míos,

yo volaba por el tiempo cruzando

los astros, las constelaciones

relucientes hacían fiesta,

al ver fundida nuestra

piel y nuestras

almas, en

un solo

ser.

 

Autor:

Eleuterio Domínguez Torres

(Luchito)

 

Lima-Perú

 

14/07/2019

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.