Mirta Elena Tessio

Cuajando el aire de mis deseos.



¡¡ CUAJANDO EL AIRE DE MIS DESEOS!!

Guardo una urgencia desvelada en mi versar,
que se desborda en el lecho de un mar eterno.

El sol de Marzo amanecía serenamente
y tu boca de panal me enardecía
buscando en mi boca compañía.

Un sol anaranjado se imponía
cuajando el aire de los cielos
de palomas amanecidas.

Tu redención, la más oscura
aquella que recorro en mi anhelar
en esa sublime eternidad
la de los sueños
es la que quiero en tu mirar.

Resurrección de mis anhelos
temblores que laten en mi sangre
que a tu clamor despierta
en la llaga que me arde
en la inmensidad del mar
siempre latiendo.


Mi boca encadenada a tus deseos
mi boca condenada al destierro
y en mi cintura, mis cálidos advientos
llegaron hasta ti desparramados y sedientos.

13-07-2019

Comentarios1

  • Hugo Emilio Ocanto

    Mis más sinceras felicitaciones a tus letras, Mirta.
    Acompañadas con la música de Debussy, más que maravillosas.
    Mi saludo, mi amistad.
    Cuando puedas visitar, continúo en Poemas...
    Hugo Emilio.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.