DiegoAlexander

Desatino

 

Quien diría que hemos llegado tan lejos, tan pronto, tan largo camino

y tan difícil de conseguirlo,

garantías para ello nunca hubo, quizá tan rebeldes para hacerlo y tan cobardes

para en un principio entenderlo, tan pequeños para soportarlo

 y tan grandes para aceptar algo tan “minúsculo”, donde cabía razón

alguna!? donde el alma desnuda se quejaba sin voz

donde el viento soplaba sin ninguna ambición

 

oh alma mía, que deslumbraste mis ojos y me cegaste con tu voz,

bendito el que ama y maldito el que nunca amo

te he querido inclusive sin quererme yo

te he ofrecido mi calor aun estando mas frio que un congelador

tan pequeño el mundo

que me ha juntado con voz…

 

oh cariño mío! si me amaste alguna vez, que ha sucedido con voz

soy adicto a tu carne, soy adicto a tu sabor

envuélveme en tus labios corroídos por lo besos fugaces que has regalado

envuélveme en tu piel que ya han brindado calor

ofréceme la cárcel donde pagas todas tus penas

con tal de mas besos tuyos, junto a ti preso voy!

 

Ábreme. ábreme tus piernas por donde alguien mas voló

Y que valientemente, transitare

deja que mi boca, deja que mis labios, deja que mi lengua

resucitare lo que algún día se consumo

que se convierta en la conquista del ser sobre el impulso precoz

 

¡¡¡Bendita mi suerte!!!

amarte sin mayor garantía que mi alma

el fulgor de mi sentimiento, la agonía de no tenerte

el suspiro por tu ausencia, la desdicha presente

el celo a flor de piel, el miedo a la muerte

el corazón maltrecho, el alma en tus manos

el infortunio de los recuerdos

la melancolía del tiempo

la borrachera moral

el desamor

el amor

tu!

 

Os ruego amada mía, si la vida nos confiere tiempo juntos

bebedme tal como al agua en plena resaca

bríndame tus pechos para recostarme sobre ellos

tus caderas para recorrerlas, tus piernas juntos a las mías tenerlas

bríndame la dicha de beberte a grandes tragos y embriagarme de ti

infinitas veces…

 

llénate, colmate de deseo

así como yo te veo y alguna vez aquel te vio

mírate al espejo y mira lo que veo yo, ese cuerpo ardiente

y un enorme corazón, déjame amarte

sin más explicación desnúdate!

riégate en mi conviértete en canción

en verso en poema, en prosa

en narración…

 

pero por lo que más quieras corazón

se exclusiva de quien en verdad te ama y desde que te conoció te amo!

No te obligues a renunciar el amor la vida es tan corta

Los sueños fugaces

Y así tan difícil encontrar el amor

  • Autor: DiegoAlexander (Offline Offline)
  • Publicado: 15 de julio de 2019 a las 06:38
  • Categoría: Carta
  • Lecturas:
  • Usuario favorito de este poema: DiegoAlexander.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.