rafa1

El último tango

En la noche de un barrio argentino
se bailó el último tango,
la luna sedujo con su brillo
y la melancolía se perdió en el fango.

En el último tango se despertó el acordeón
recordando a la composición de Cambalache ,
se vive una alegría  en el salón 
y mi corazón grita Buenos Aires querido.

Por una cabeza, 
el amor se vuelve presa
la noche del último tango,
enciende las nostalgias del alma.

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    El tango !!..vive y vira siempre en los jirones de nostalgia...
    Me encanto, que lo hayas citado a este mundo de poesia, porque es en si mismo, la encarnacion mas sentimental.-
    Quienes lo conozcan verdaderamente ...seran siempre sus admiradores .-
    Me agrado leerte.-
    Un abrazo.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.