A. Martinez

Ella y él.

 

Ella y él
tras una puerta
sin clavos,
en un rincón que es
el paraíso conquistado,
cercanamente y lejos
de tanto y todo,
sólo la puerta
y una ventana entretenida,
les separan de aquellos,
los otros,
y les guardan;
entretanto,
la luz
cabizbaja y escasa,
pugna inútilmente
por darle aliento
a los colores,
pero sobran
sus argumentos,
todo sobra,
todo,
todo menos ellos
que se necesitan,
ella,
él,
humanos,
desatados,
reescribiendo
en cada gesto,
la ruta
de la procreación,
acercándose
tangencial
y velozmente,
a la felicidad.

 

Eduardo A. Bello Martínez
Copyright 2019



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.