♥(¯`*•.¸♥millondurango♥¸.•*´¯)♥

Génesis 15:1 No temas Abram, soy para ti un escudo. Tu galardón será muy grande.

Dios es mi escudo y me protege,

siempre lo ha hecho,

contra las maldiciones que quizás me lancen.

Creó leyes universales

como bendiciones para mi beneficio,

lo cual es un alivio a mi vida e integridad.

 

Me dio cualidades como la misericordia,

por lo tanto,

soy misericordioso,

exhorto en todo lugar:

¡con presteza sirvo gozoso,

dedicado al Reino de Jah!

Como su ciudadano del amor

hablo con pasión de mi Protector.

 

Además de ser mi Protector,

me cuida y me sostiene con amor,

así como hace con los árboles más grandes de la tierra,

la Secuoya,

que nada tiene que ver con la soya,

sino con el apoyo que cada árbol se da entre sí,

por medio de las raíces se conectan

para que su crecimiento sea exitoso

y lograr su longevidad,

la solidaridad les da total efectividad.

 

Dios también es mi escudo

contra los pensamientos negativos

y el juzgar las cosas como malas 

o en ser grosero

con lo que se me da la gana.

Porque de manera sana obedezco,

y a Dios reconozco.

 

_____☼♥/)_♥☼♥_____☼♥./¯"""/')

¯¯¯¯¯¯¯)☼♥¯♥☼♥¯¯¯¯☼♥'_„„„„

        Autor: Millón Durango

________☼♥/)_♥☼♥_____☼♥./¯"""/')

            ¯¯¯¯¯¯¯¯)☼♥¯♥☼♥¯¯¯¯☼♥'_„„„„

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.