tinta de pulpo

Ambrosía

No quiero tenerte solo para mí.

Me aferraro al deseo.

A tu necesidad constante de ser de cualquiera.

A la ferocidad con la que sacias tu ambrosía.

No quiero tenerte para mi, eso sería fácil, tomar la carne que me pertenece por tu necesidad insaciable de un amor único, un cariño exigente de humanidad.

No es el libido lo que necesito saciar en ti para tenerte solo para mi, sabes que cualquiera lo haría mejor, por eso me aferró a tu constante búsqueda de lo que hace esto un amor único.

No quiero tenerte solo para mí por qué necesito que compruebes que no hay algo igual.

Me aferró al deseo de que lo encuentres. 

No te quiero para mí.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.