Marcos Reyes Fuentes

ENTRE D(I)OS GUERRAS.

Gritarle a tanto oído sordo

con impotencia  que aprisiona el pecho;

ser carne de cañón, ser un pertrecho,

envidiarle tanta grasa  a tanto gordo.

 

Secar la lágrima que deshidrata,

tratar de sonreírle a la patada;

vivir con esta muerte que no mata

que se divierte dando  la estocada.

 

Buscar cobijo a cielo abierto,

abrigarse con la noche y con el miedo,

sufrir  en cada hora el desconcierto,

respirar  polvo de muertos triste y quedo.

 

Aferrarse a la esperanza de que el ciego

pueda mirar al fin  este camino,

aquel que va tatuando a sangre y fuego

en toda nuestra retina  el cruel destino.

Comentarios10

  • Enrique del Nilo

    Dura y cruel la guerra
    que nos sorprende al abrir los ojos
    mientras los que duermen
    dibujan en sus rostros
    edenes de lunas de miel en el cielo

    Cuando las pupilas recuerdan su cometido
    y nos plantan en el surco del sufrido

    Ay dolores de gritos no liberados
    de lágrimas en retrospectiva
    Hay sangre que hiere nuestras manos
    al derramarse como fuego por la herida
    Ahí pernocta mi corazón cansado
    a la espera de la ráfaga que trae el nuevo día
    y vengo a leer tu poesía
    y vuelvo a la reyerta motivado

    • Ana Maria Germanas

      Felicitaciones Enrique....me emocionaste y conmoionaste, y te expresaste,
      fuerte y dolorosamente , enmarcado en la sutileza de tu bellisimo poema...bravo !!!

      • Marcos Reyes Fuentes

        Así es mi estimado enrique, a veces sólo miramos embelesados el reflejo de la Luna en el estanque, y no vemos cuando miramos, y hay tanto grito, tanto dolor, tanta sangre, tanto llanto que circunda nuestra zona de confort, que no abrimos la boca para protestar, sino sólo para comer o lisonjearnos; mientras la muerte estira la guadaña y en la mano el garfio, buscando nuevo terreno.
        Bienvenido a mi espacio, saludos cordiales.

      • Hay 2 comentarios más

      • alicia perez hernandez

        Aferrarse a la esperanza de que el ciego

        pueda mirar al fin este camino,

        aquel que va tatuando a sangre y fuego

        en toda nuestra retina el cruel destino.
        .................................................
        VAMOS A AFERRARNOS A LA ESPERANZA QUE UN DÍA ESTO DEJE DE SER, AUN ASÍ NO LO VEN LOS OJOS QUE AHORA TE LEEN.
        ABRAZOS MARCOS

        • Marcos Reyes Fuentes

          Hola Alicia, sí la esperanza no debe zanjar su presencia , pero igual debemos seguir gritando a esos oidos sordos pra que se abran y a esos ojos ciegos para que decidan mirar..
          Gracias por la visita. saludos poetisa.

        • Ana Maria Germanas

          Sordida realidad,expresan tus versos,
          tanta ceguera insuperable ....
          Marcos querido,admire la belleza y naestria con la cual te expresas...y sobre este tema tan, tan presente y emblematico.-
          Un enormisimo abrazo .-

          • Marcos Reyes Fuentes

            Así es mi estimada Ana Maria. es una realidad que duele mas que los versos de Vallejo. y no sólo los jueves , sino todos los dias, con lluvias y con Sol... yo también porngo mis versos para que griten y superen por fin esa ceguera, de ojos de voces, de oídos, de indiferencia. recibe también un abrazo enorme con profundo afecto.

          • lazaro sosa cruz

            Si frente a tanto mal optas por no protestar, por no enfrentarte a él es lógico no que te hagan " carne de cañon" sino que aceptes y se acepte ( públicamente ) que todo es ya carne de cañón.
            Lázaro.

            • Marcos Reyes Fuentes

              Muy cierto, mi estimado Lázaro. es necesario alzar la voz, quien no llega a conmoverse de lo que le pasa al prójimo, es porque está frio y quien aún notandolo "no levanta la voz en la tribuna". es tibio. ... y de los tibios..... ya de los tibios dice la biblia mucho. Saludos Cordiales.

            • Piñeiro

              Extraordinario poema que relata una realidad patente en muchos países fruto de los políticos corruptos que tenemos.

              • Marcos Reyes Fuentes

                Muy cierto, esto es la consecuencia de la falla en la practica de valores, la usencia de ética genuina en el actuar. Es el crecimeinto cuantitativo divorciado del cualitativo el que ha hecho que tengamos eruditos, casi entelequias, pero sin amor que ponga un norte al criterio en las acciones, no obstante , sé que se puede cambiar. saludos amigo. gracias por la visita.

              • Hada Marilyn

                Muy buen poema.
                Triste realidad cada guerra.
                Buenas noches.

                • Marcos Reyes Fuentes

                  Así es Hadita, muy triste, y ójala podamosa prenderpara que nose vuelvan a repetir... este es el valle de sombras que se convierte en el megáfono con el que Dios quiere despertar a los sordos.Saludos, Gracias por la visita.

                • QUIJOTE DEL ZODIACO

                  buenas letras don Marcos

                  • Marcos Reyes Fuentes

                    Gracias Don quijote, bienvenido siempre. saludos.

                  • Melba Reyes A.

                    Aferrarse a la esperanza es el reto. Muy buenos versos. Saludos.

                    • Marcos Reyes Fuentes

                      Sí amiga. no renunciar a ella porque la luz existe, y sobre todo sin renunciar construir de granito en gratito de ladrillo en ladrillo, de verso en verso. para que el camino a la luz sea efectivo. saludos. Bienvenida siempre.

                    • joanmoypra

                      Es lo que tiene la guerra
                      que solo al pobre perjudica,
                      pues al mismo le adjudica
                      una vida desgraciada y perra,
                      mientras para quien la predica,
                      siempre es el otro quien yerra.

                      Muy interesante tu reflexivo poema amigo Marcos.

                      Un abrazo desde las tierras manchegas de;

                      joanmoypra

                    • Ania Belotti

                      Muy bueno y cierto tu poema y triste. Abrazos



                    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.