Roel

Muerte en noche

Me ahogo, me hundo en mi nata

espumosa del aceite negro

y denso de la noche pálida

y sombría, de la noche, nata, 

de mi cuerpo hundido en la tristeza, 

como el de un astro naciente,

a la muerte que le espera, 

a la tinta negra de la noche

perpetua. 

 

A esta pena pasajera, como

una pavesa que incendiase

la fibra corporal de su faz

de la tierra... Ya el tiempo espera,

y hunde en mí su destino,

para mi destierro

de la tierra prometida. 

Comentarios1

  • Samantha Sanz

    Lo disfruté mucho, mil gracias.

    Feliz domingo.

    Sami.

    • Roel

      Hola, gracias por leerlo, feliz día.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.