132

Irnos.

Irme
cuando tú te vas
y abandonar ese lugar.
Volver es más difícil que irse,
quedarse también.

El sitio,
los recuerdos,
las palabras.
Montaña rusa de emociones
y todas contradictorias.
¿Cómo salgo de ahí sin dejarme a mí en el pasado?
si te quiero dejar en el pasado,
si nos quiero dejar en el pasado.

Hay valientes que después de la muerte cargan con su cuerpo,
cobardes que cargan con su cuerpo antes de la muerte,
quiero decir
después de las despedidas.

Y yo cargo con el de ambas.

Te despedias de mí mientras le sonreías a alguien más,
no te salves si nos vas a hundir a todos en el camino, mi amor.

Nuestro último recuerdo es un recuerdo que no quería crear.
Dormíamos en la misma curvatura
y tu gata se me enredaba en el pelo,
y tú soñabas con alguien más
y hablaste su nombre
y yo dibujé corazones en tu espalda
y maldije al mundo.

Y me voy para no abandonarte.

En este juego
o te pillas o te pilla,
o gritas mi nombre o lo lamentas.
Por eso grito en tu espalda así no te nombro de frente.

Si te vas tú la primera
que sea por la puerta de atrás
que es la más difícil de abrir
y así podría costarme ir tras de ti
y tal vez me arrepienta
y te dejo
de una vez por todas
en paz.

Ahora
todas tus grietas
se parecen a mí.

 

Comentarios2

  • Extraña de querer

    Es (y eres) completamente increíble.

    • 132

      Muchas graciasss

    • Cesar CB

      Qué bueno!

      • 132

        Gracias!!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.