Josefina Bravo

¡TU PALABRA¡

 

I

Es la fuente inagotable de sabiduría

Es mi escudo y es mi guía

Durante la travesía

Es la luz que con su resplandor me invita

A amar y cumplir tus preceptos

 Preceptos que son importantes

Para caminar conforme a tu voluntad

Porque tu justicia y tu equidad

Es lo que me hace marcar la diferencia

En un mundo de indolencia

De  maldad e hipocresía

Donde estar en tu compañía

Es lo que fortalece mi alma

Infundiéndole a mi corazón la calma

Que todo mi ser necesita

II

¡Tu palabra es el precepto  genuino¡

Que conecta lo terrenal con lo divino

Aquellas normas únicas y  certeras

Que me indica cómo vivir en santidad

Anhelando siempre  la equidad

Que solo tú palabra enseña

Ella me habla de tus proezas

Tu majestad y tu sapiencia

     ¡Amado y eterno creador¡                                                     

Me ayuda a centrar  en ti mi confianza

Porque tú eres mi fortaleza

Mi escudo y mi castillo

Y no le temo al peligro

Porque tu manto puro y divino

Es y será mi protector

En los momentos de angustia

III

¡Tu palabra es  la espada de doble filo¡

Que corta de un tajón la inmundicia

Lo que nos  aleja de tu presencia

¡Hoy en mi oración te pido señor¡

Que me ayudes a amar tus preceptos

A cumplirlos y entenderlos a cabalidad

Quiero vivir en santidad

Y  ser un vaso de honra

Ahora, mañana y siempre

Quiero ser la dulce fuente

Que fluya de su interior

Preciosas y eternas alabanzas

Que perfumen y vivifiquen  tu altar

Para que el mundo entienda

Que tu palabra es lámpara a mis pies

Y lumbrera en mi camino

ENEIDA JOSEFINA BRAVO REALZA

POETISA DE JESUCRISTO

EL BAÚL-VENEZUELA

02/07/2.019

06:23 a.m.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.