enmanuelmundo

Ilusa

Aquí, ahora, cuando ha transcurrido media vida

Cuando te encuentro en las vidas de mis amigos

Cuando aún tránsito el angosto camino, que es la soledad,

Te miro, te recuerdo,

Cómo esa vieja canción tala-riada bajo las palabras de un ebrio

En esas nuevas cantinas que los jóvenes buscan para olvidar.

Yo no sé, si deambule los caminos angostos creyendo encontrarte en ellos

Pudiendo vivir a lo grande en carretera libre,

Nunca fui el ambicioso, cretino en disfrutar esos caminos

Siempre desvíe, y al cruzar te perdía siempre.

Hoy, he detenido mi andar  y observé ese camino tan amplio como el mismo cielo

Y quise ser un águila libre para cruzarle,

Pero siendo tú la dueña de ese mundo me reprochaste,

Creí haber amado todo eso ficticio, y tú paisaje

Pero para este loco solo formó un espejismo,

Un holograma en el cual ibas desapareciendo en relación con mi amor.

Nada quedó para ofrecérmelo, todo se ha perdido,

El amor en tu mundo no existe, solo es sacisfaccion de necesidades

Se convirtió en el maldito comercio, dónde vendiste tu imagen el viento

Una ilusionista, eso fuiste aquí,

Cada tarde busque tu aroma en el viento, ansie encontrarte en este mundo contrario

Dónde para ti fui un intruso, un soñador  un iluso amando lo que no existe.

Mis ojos te vieron, mis manos  te buscaron , mis pasos fueron detrás de ti siempre.

Aunque tú me acompañaste, nunca estuviste con migo, como yo contigo

Te sentí, en cada respirar, en cada alegría en cada tristeza de tu vida.

En cada palabra al sonreír.

Hoy, vuelvo al mismo camino,  talves mi conciencia me vuelva acojer,

Pues mientras te busque con pleno interés de amor,

El siempre me hablaba, me dio una visión de tú territorio,

Me dijo sus contradicciones e incongruencias para con la vida

Fue como  un Ángel que me protegía,

Yo las ignoraba porque las superaría porque la amaba,

Pero ahora te veo y cruzó la línea de lo que eres

Tu vida siempre será la misma...

 disfrutando a media de los que te quieren con un amor sano y verdadero

Siendo la sombra de los que aún tienen la esperanza de un amor  duradero.

Pues aún tu sol ilumina tu imagen y te proyecta como algo momentáneo verdadero.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.