carolina15234

Mira tu reflejo

No hay nada más dañino

que desahogarse ante el espejo.

Tu rostro y tu cuerpo en el reflejo

empiezan a ser amonestados por tu rabia,

y el ser que hay detrás del cristal

llora como si tuviese vida propia.

Su luz se ha extinguido

a causa de tu propio desprecio.

Si aquel reflejo estuviese vivo

y no necesitase lidiar con tus pensamientos,

entonces la malicia se iría de sus ojos

y la bondad atrapada en su desdicha

volvería a resurgir como un recién nacido,

que no ha sufrido, no ha perdido y no ha sido engañado,

pero cuya inocencia no tiene más razón

que una ingenua y vana ilusión.

Quien tu reflejo representa

es en quién te has convertido

Aquellos que se niegan a sí mismos

Temerán, huirán y detestarán lo desconocido.

El reflejo que te perdona tus fallos

Es la misma mano que te salva de tus agravios.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.