El Corbán

BIENAVENTURADOS LOS POBRES EN ESPÍRITU

San Mateo 5:3      

“Bienaventurados los pobres en espíritu,

porque de ellos es el reino de los cielos”

Así lo dijo el Señor,

Refiriéndose sin duda a aquellos que,

Aunque pueden contar con breve conocimiento,

Sobreabundan en humildad sincera

“pobres en espíritu” no porque algo material les falte

Antes, vida espiritual les sobra.

Ingratamente tratados

Porque la banal plebe confunde

Al manso y humilde

Con tonto y dejado,

Escúchame, compañero de la vida,

Lo sencillo no quiere decir simple.

Así como este mundo inconsciente

Que todo lo pervierte,

Señala que el memorista es inteligente

Aunque tenga el corazón inerte

Y su alma, apeste a muerte.

 

Con toda razón el Salvador,

Les dio el cielo como posesión,

A aquellos que con corazón sincero

Se ofrecen al mundo con humildad genuina

¡cuanta falta le hacen al mundo!

Estos embajadores del Señor.

Despreocupados de la superficialidad

Interesados en ser correctamente éticos,

Cansados y aburridos de la maldad

y como del Señor, sus corazones idénticos

porque aprendieron, sin esfuerzo, a ser auténticos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.