A. Martinez

Ahora es posible.

 

Ahora es posible ser el ala,
o la columna vertebral,
de la fruta que seduce el apetito,
allí,
escapado sobre su cuerpo
de gestos políglotas,
y suavidad callada.

 

Ahora es posible ser,
una mácula de ruidos
dentro de su boca,
una palabra dulce,
o eso que simplemente existe
porque existe ella,
y no es imaginado.

 

Ella conserva en sus manos,
un santuario de espacio limpio
donde siempre hay oxígeno,
y un montón de razones
que te acompañan,
donde se puede ser todo,
y hasta partir para quedarse.

 

Nada es contrario a ella,
o negación de ella,
materia que se descubre
en una sola encuesta,
y asciende indetenible,
hasta tocar con minuciosidad,
la claridad que duerme
después que pasa la noche.

 

Eduardo A. Bello Martínez
Copyright 2019



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.