Armando Cano

CUESTA ABAJO

 

 

Rodaron mis ojos

cuesta abajo

por las laderas de sus pechos.

 

Saltaron al vacio

en un pacto suicida

nada los detuvo.

 

 

Ni sus diminutos pezones.

Ni el circulo quemado

de su aureola,

o su tersura de durazno.

Nada los detuvo.

 

 

Ni el aroma

que emanaban suavemente,

ni el calor que a su contacto

me incendiaba.

 

Nada los detuvo.

Nada.

 

 

 

 

© Armando Cano.

 

 

Comentarios4

  • huertero

    nada puede decirse ,,,
    mientras cuesta abajo voy...
    estuviste preciso Armando

  • cienaga


    no creo que algo te detuviera en ese momento intenso... buen pema... saludos

  • SANTAPAU



    Saltaron al vacio

    en un pacto suicida

    nada los detuvo.

    AMIGO POETA, COMO ES COSTUMBRE EN MI, RESALTO DE TU POEMA EL PÁRRAFO, QUE SEGÚN MI GUSTO (muy subjetivo) MÁS IMPACTA MI LECTURA.
    CUANDO TENGA MAYOR CONFIANZA CONTIGO, ME PERMITIRÉ SER JOCOSO EN MI APRECIACIÓN. PERO DE MOMENTO:
    MIS RESPETOS POR TI Y POR TU OBRA.
    UN ABRAZO.

  • BEATRIZ OJEDA

    Me gustó mucho tu poema.
    Es apasionado, desenfrenado, y al mismo tiempo sugerente y sutil
    PRECIOSO
    UNA JOYITA
    Mil besos de luz
    Beatriz



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.