Ángela Teresa Grigera Moreno

Y MIS GANAS QUE?

 

 

Un día vino y me dijo: ¿Amor te casarías conmigo?

Por dentro todo fue temblor, ganas de reír, llorar, abrazarlo y gritarle que sí…sí quiero; pero me contuve, reprimí la emoción, la alegría, lo miré fijamente y susurré: ¿casarnos? ¿Por qué? ¿para qué?

Para estar juntos, para formar una familia dijo. Y la desilusión se pintaba en su rostro. Me sentí mal por lastimarlo, pero en un segundo recordé a mi madre, sus soledades, sus gestos tristes; recordé a mi tía contándole de sus ganas y los olvidos de mi tío, de cuánto tiempo hacía que no sabía lo que era gozar con su marido, que desde que nació mi primo nunca más hubo pasión como cuando noviaban. Recordé a mi amiga Rosa, que en tres años se separó de Carlos, porque ya no la miraba con pasión, no la tocaba ni la buscaba como antes y lo peor le descubrió una amante. 

No, no quería perder lo que tenía, la fogosidad, el juego, amor, la locura, la lujuria con la que nos desfogábamos. Él me complacía como yo quería y me gustaba, me juraba estar pleno conmigo, y el goce era perfecto; porque cambiar esa felicidad y placer por aquello que llaman rutina, falta de interés, madurez, cuando para mí era guillotinar el amor con un anillo y una estúpida firma, no, no estaba dispuesta a eso.

Pensó que no lo amaba lo suficiente, quise explicarle lo que sucedería si nos casábamos, darle ejemplos, pero no entendía, decía que era el sueño de toda mujer casarse, que no podía comprenderme y se fue. Lo perdí de todas formas, pero nunca hubiera vivido esa estúpida experiencia de sentirme subestimada como mi madre, mal atendida como mi tía, ni traicionada como Rosa. No me imaginaba vivir con él y mi sexo vacío, maniatadas mis ganas, y sentirme menos que nada y ser simplemente la madre de sus hijos, su cocinera y el servicio apático de cuando él, solo él tuviera ganas. Preferí perderlo así, aun amándolo, pero seguir siendo la mujer integra y deseada, esa que apetecen los hombres antes de ponerse un anillo.

……………………………..

 

Comentarios7

  • Lualpri

    Muy bueno amiga poetisa.
    Verdaderamente para que cambiar.
    La felicito !

    Luis.

    • Ángela Teresa Grigera Moreno

      Solo quien se casó alguna vez lo sabe ja ja
      Gracias amigo
      😉💋💋💓

      • Lualpri

        Seguro!!!
        A ti.

      • diego leonardo

        Buenísimo tiene todos los elementos para ser un buen relato. Gracias

        • Ángela Teresa Grigera Moreno

          Muchas gracias Diego, no es mi fuerte creo pero lo intento
          😉👍

          • diego leonardo

            Me metí en la historia, me hizo viajar. Es verídica?,

          • Hay 1 comentario más

          • Jorge Horacio Richino

            Si no era millonario, no valía la pena, pues he conocido a unas cuantas señoritas y señoras que se casaron con millonarios, sin necesidad de darles nada ni siquiera hijos y en poco tiempo se divorciaron y se quedaron con una fortuna! Jajaja!
            Lo que dije anteriormente, no me lo tengas en cuenta, que aunque puede ocurrir, no sería aquí el caso para tu relato!
            Pienso que tu escrito está muy bien realizado y que la idea no está para nada mal, sobretodo por las experiencias ya conocidas!!
            Me encantó la narración!
            Felicitaciones y un abrazo grande!!!

            • Ángela Teresa Grigera Moreno

              Gracias Jorge, es feo estar con quien no te tiene en cuenta y estar con una billetera no cambia nada , cuando se conoció el amor esas situaciones no nos valen
              😉👍

              • Jorge Horacio Richino

                Es cierto!!
                Un abrazo y que tengas buen descanso!!!

              • alicia perez hernandez

                bueno a veces tomamos decisiones que creemos es lo mejor.
                un placer pasar por tus leras.
                abrazos amiga Angela

              • Texi

                Yo he conocido, una pareja que ocurrió algo así y vivieron toda la vida de novios cada uno en su casa. Y no tuvieron hijos. Cada uno tiene derecho a vivir su vida como prefiera.
                Seguramente no fueron ni más felices, ni más desgraciados, que una pareja convencional.
                Un abrazo tocaya
                P.D: P.D: En tu caso, quizás en uno pudo más, las ganas de tener una familia tradicional, que el amor por su pareja y en el otro el miedo a perder la pasión.

                • Ángela Teresa Grigera Moreno

                  gracias Texi, por leer y comentar, el cuento salio de cosas que he escuchado, y realmente, es como dices cada quien merece vivir su vida como mejor le parezca aunque en esa forma pierda quizás el amor de su vida.
                  besito

                • kavanarudén

                  Quien no te quiere no te merece.
                  Si te amaba de verdad, habría entendido perfectamente todo esto que le decías.
                  Tantos complejos y creencias que no llevan a nada: "el sueño de toda mujer casarse" ¿Quién lo ha dicho? El sueño de toda mujer es que la amen, que la respeten, que la consideren como lo que es: MUJER con todas las letras.
                  Amar, sentirse amada que la lleva amar y entregarse.
                  Si se fue, nunca fue tuyo.
                  Me gustó mucho.
                  Sabes que amo la narrativa y con ella me amarras cortico, me has atrapado desde el primer momento y eso me gusta.
                  Un abrazo fuerte
                  Kavi

                  • Ángela Teresa Grigera Moreno

                    gracias Kavi, un lindo comentario, es solo ficción pero basada en cosas que he escuchado de muchas mujeres, y pensé que entre tantas defraudadas alguna podría rebelarse y salio este relato.
                    abrazo poético amigo

                  • bambam

                    El amor es una ruleta de la vida, da vueltas y vueltas.
                    bambam

                    • Ángela Teresa Grigera Moreno

                      Se te extraña como andas? No había visto este comentario, disculpa
                      😉👍💋💋💋💋



                    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.