lazaro sosa cruz

PARA QUÉ SIRVE DIOS.

 

 

La intolerancia e incluso el desprecio por las ideas del otro es lo que nos pierde, lo que nos hace, precisamente, débiles frente a las ideas que debatimos y a veces con las que nos enfrentamos. Hace unos días recibí en mi correo un e-mail de una persona que, con palabras encendidas, criticaba mi pensamiento acerca de la religión católica tratándome incluso de ser un infiel. Yo por infiel entiendo que es una persona que no se somete a un pensamiento o ideología determinada y menos si es a la fuerza o por exigencias de otros. Ocurre que nos aferramos y nos agarramos a un pensamiento sin antes pensar, debatir y preguntarnos a nosotros mismos qué de verdad hay en lo que nos han dicho e impuesto creer desde niños, desde esa edad en que no tenemos capacidad de pensar por nosotros mismos y nuestras ideas sino por las que nos invitan e imponen creer.

Todo esto vino porque he escrito algunos artículos en los cuales afirmo, más que dudo, la no existencia de Dios, de ese Dios del que siempre y desde niño nos han hablado y hecho creer sin contar para nada, por parte de ellos, de si nuestra capacidad de comprensión era o no la adecuada para creer o no en esa idea de la existencia de Dios. A esta altura, creo, que el debate sobre la existencia de Dios resulta que apasiona o aburre según el estado de ánimo de los que participan en estas conversaciones y es por ello que, en algunas ocasiones, le doy más interés al hecho de la intransigencia de las personas en cuanto a respetar el pensamiento ajeno que a este mismo hecho en sí.

Hoy, a día de hoy y en estas circunstancias de la vida que arrastramos, la pregunta que yo personalmente me hago es la siguiente: ¿Para qué hace falta Dios?¿Acaso le tenemos aquí y ahora para que nos de y ofrezca ideas y pautas humanas de cómo solucionar lo que nosotros los hombres como seres humanos hemos hecho o destruído? En ese sentido, y en algún otro, creo que deberíamos plantearnos, al menos metafísicamente, la idea de Dios como alguien que, dado nuestra cierta ignorancia e incapacidad para comprenderlo todo, pudo crear el Universo, lo que ocurre es que cada vez más hay y existen más pruebas de que nadie pudo, o puede, crear nada – en este caso el Universo – desde su no existencia. Para mi, que soy un ignorante en esta materia y que sólo me llevo por mi propio pensamiento y de lo que he podido leer y por lo tanto razonar, la pregunta que me hago es muy sencilla: ¿Quién fue o existió antes, el Universo o Dios?, porque si el Universo fue antes ¿Quién lo creo?, y si fue después ¿para qué lo creó Dios?. Es más: si Dios no fuera el Creador ¿ Existe siquiera?.

Siempre he dicho, y es lo que creo, que Dios no es sino un producto de nuestra mente y que a Dios lo creamos el Ser humano como necesidad imperiosa para protegernos de nuestros miedos terrenales y de ahí nacieron las ideologías primero y a continuación las religiones y que son lo que ha enfrentado al hombre en la Tierra originando todas las guerras y matanzas que nos han destruido como seres espirituales.

Hace ya 2.500 años Demócrito decía que: “ Todo cuanto existe es fruto del azar y de la necesidad”. Si nos fijamos en esta frase tiene mucho más que pura lógica su significado y a partir de ahí no hubo ni se necesito de Dios para la creación ni del Universo ni de este mundo; otra cosas son las pajas mentales que cada cual nos queramos creer y ahí sí que digo que debería estar la verdadera paz y exigencia del respeto para que cada cual piense lo que quiera a razón de su capacidad intelectiva, sin intromisiones ni exigencias de ninguna clase y menos aún imposiciones.

Creer o no creer en Dios ofrece muchas posibilidades y alternativas y es ahí donde radica la grandeza del pensamiento humano, y es ahí también donde el hombre se hace grande y universal si logra alzarse en sus ideas y pensamientos sin tener que ofender a los que no piensan igual ya que, de existir ese Dios del que nos hablan, estoy seguro de que no se enfadaría por las muchas y variadas ideas y distintos pensamientos que cada cual tenemos y entre éstos los hay que son:

TEÍSTAS: éstos son quienes creen en un Dios personal, que creó el mundo y que interviene en él, que premia, castiga y recibe las oraciones de los hombres.

DEÍSTAS: son quienes admiten que Dios creo el Universo pero que no volvió a intervenir en él, algo que se parece mucho al famoso “Dios relojero” de Leibniz.

AGNÓSTICOS: son los que no se sienten capaz de responder a la pregunta de si Dios existe o no; simplemente no lo saben.

ATEOS: Creen que Dios no existe ni ha existido nunca.

APATEÍSTA: Que son aquellos para quien la existencia o no de Dios es un problema sin ninguna importancia y que no merece ser discutido.

En una ocasión leí de Borges la idea, suya, de que todos los escritores nos merecemos el cielo porque por lo general somos buenas personas y que eso es la primera condición, según él, que se da en una persona que escribe y que Dios, también según él, nos tiene un sitio asegurado a su derecha. Creo que fue sólo un comentario adecuado a razón de su estado de ánimo en ese momento, porque, quiero creerlo así, si Dios nos colocara en algún sitio nos debería colocar a la izquierda y no a la derecha con todas las connotaciones políticas y sociológicas que este hecho entraña, ¿O es que Dios no está informado, no lee, no sabe, de cómo y porqué está su mundo así y quien lo ha puesto así?

También está la idea de otro escritor argentino Patricio Sturlese el cual, en su libro,”La sexta vía” dice y expone que no se debería intentar esa demostración, - la de la existencia o no de Dios- porque si llegara a lograrse Dios no sería ya entonces estudiado en las iglesias sino en las universidades como una realidad comprobada y, de una vez y ya definitiva, científica y eso ya no haría innecesarias las distintas confesiones religiosas sino que acabaría con algo esencial a toda religión: la fe, que se volvería innecesaria ante un hecho cierto. Todo cambiaría.

Aquí y en estas palabras de Patricio es donde veo yo que está la razón principal del gran problema – y de todos los miedos - que tienen las religiones como instituciones terrenales y es que necesitan de eso que llaman la fe para someter al hombre y para ello ocurrió que debieron -todas las religiones – crear a un dios, al Dios que nos presentan. Dios no creó al Universo, ni al hombre y sí por el contrario fuimos nosotros los que le creamos a Él por nuestra necesidad en la que hemos encerrado siempre todos nuestros miedos.

Lázaro.

Comentarios7

  • Texi

    Vaya Lazaro acabo de descubrir que estaba equivocada, pensaba que era otra cosa y resulta que soy APATEÍSTA. Interesante siempre aprendiendo. Gracias

    • lazaro sosa cruz

      Leer es a veces ver diferente, saber algo más. Gracias por tu presencia aquí.
      Lázaro.

    • O-Poemas🍷

      Gran reflexión. Cada quién lo toma a su manera, el libre albedrío. Lo que sí puedo decir es que somos diferentes y de cada persona aprendemos algo, a eso venimos a este mundo , a crecer, a evolucionar. Dios existe en el corazón de cada ser que en él cree. El universo, nuestra existencia viene de ese ser superior sin duda alguna así lo creo, no es religión, la religión la inventó el hombre para su conveniencia. Amar, dar lo mejor de nosotros y hacer la diferencia es honrar a Dios o ese ser superior como lo quieran llamar según las creencias.
      Los temas políticos y religiosos son difíciles de llevar. Debemos aceptar y respetar las diferencias, sólo tomar lo que nos puede ayudar a mejorar y continuar nuestra existencia en armonia, siendo luz para este mundo que mucho lo necesita. Gracias por compartir tus reflexiones.
      Saludos cordiales.

      • lazaro sosa cruz

        Cada cual lo toma a su manera pero partiendo de las opciones que ha tomado y aprendido de ideas ajenas, la cuestión es saber si dichas otras ideas son mínimamente correctas o aceptables. Totalmente de acuerdo en tus palabras en las que dices y afirmas que Dios está y existe en el corazón de cada cual, hecho éste que habla de bondad y que es una cualidad humana que a su vez, creo, poco tiene que ver con ese Dios del que nos han hablado siempre. Mi opinión es que los temas políticos y religiosos no son nada difíciles de llevar siempre y cuando se posea un conocimiento y una cultura adecuada de ellos, lo contrario es lo que hace que al no saber contrastar hechos al respectos es cuando caemos en los errores de ser cómplices de muchos males, es mi opinion. Gracias O-Poemas por la tuya la cual valoro mucho. Gracias.
        Lázaro.

      • Jorge Horacio Richino

        Éste es el párrafo de tu mensaje, que deseo destacar: ***"Siempre he dicho, y es lo que creo, que Dios no es sino un producto de nuestra mente y que a Dios lo creamos el Ser humano como necesidad imperiosa para protegernos de nuestros miedos terrenales y de ahí nacieron las ideologías primero y a continuación las religiones y que son lo que ha enfrentado al hombre en la Tierra originando todas las guerras y matanzas que nos han destruido como seres espirituales"***.
        Coincido plenamente con estas expresiones ya que entiendo que las religiones han sido en su origen, reformas esencialmente éticas, que nacieron de mejores y más elevadas aspiraciones para pretender un mundo más bueno, con la prédica de que la virtud moral es el supremo objeto de la vida y también para buscar la salvación eterna del alma individual. En síntesis y desde el punto de vista en que soy un ser agnóstico, creo que el hombre siempre necesitó de algo superior (habida cuenta que no puede responder sobre su propio misterio de no saber por qué, para qué y dónde está y con que fin, y adonde irá su alma cuando muera. Como tampoco sabe muchísimas cosas sobre el Universo) y lo seguirá necesitando. Estimo que hasta los más agnósticos, ateos y apateístas, en algún momento de sus vidas pueden llegar a invocar a un Dios, aún sin creer en él. Sintetizando es una necesidad del hombre que lamentablemente no conocemos aún profundamente.
        Muchas gracias por tus excelentes e instructivas palabras!
        Un fuerte abrazo!!!

        • lazaro sosa cruz

          Ese párrafo al que aludes, compañero Jorge, es algo más que una simple creencia: es una observación de años de ver, y sufrir desde la niñez, qué se mueve detrás de esta ideología de hombres sin escrúpulos, porque al fin y al cabo ellos, los que ejercen esta "doctrina" son también humanos con sus vicios, con sus virtudes, con sus errores y más cosas. Algún día quizás escriba quién fue antaño el hoy Papa Francisco, a quién protegía y contra quiénes no se quizo enfrentar para acabar siendo cómplices, dicho suavemente, ahora, de tantos males. Gracias por tu opinión, muy de tener en cuenta.
          Lázaro.

          • Jorge Horacio Richino

            Coincido con tu palabras Lazaro! No estoy de acuerdo con la idea de apoyar ni mucho menos coincidir en muchas cosas de quienes ejercen "doctrinas" de cualquier tipo. Sólo considero que antiguas reglas que la misma humanidad impuso, no podrán ser erradicadas de un día para el otro, porque es imposible girar en 180% el pensamiento de millones de almas. Todo, en este mundo, parece que debe transformarse en forma progresiva. Nosotros con nuestra intervención en este tema, estamos aportando algo para quienes les lleguen nuestras palabras!!
            UN abrazo grande!!!

          • Sami Sanz 🦋

            Creer o no creer en Dios ofrece muchas posibilidades y alternativas y es ahí donde radica la grandeza del pensamiento humano, y es ahí también donde el hombre se hace grande y universal si logra alzarse en sus ideas y pensamientos sin tener que ofender a los que no piensan igual ya que, de existir ese Dios del que nos hablan, estoy seguro de que no se enfadaría por las muchas y variadas ideas y distintos pensamientos que cada cual tenemos...

            De acuerdo con esto amigo Lázaro.

            Saludos cordiales.

            • lazaro sosa cruz

              Creer o no creer en Dios no comporta ser mejor o peor personas, son los actos de éstas las que dicen mucho de las personas independientemente de su fé, la que sea. Conozco y he conocido desde niño a personas que en ocasiones acudían a misa muchos días a la semana, incluso a confesarse y comulgar y que sin embargo eran auténticos asesinos ( poseo en mi poder una foto con uno de ellos, de estos asesinos, donde estoy a su lado, descubrí de sus crímenes muchos años después). También sé de personas que apenas han entrado jamás a una iglesia y son personas que solo han generado el bien a la sociedad con la que convive, hay de todo. mi opinión es que nos hacemos grande practicando la bondad, el respeto, el aprecio por ciertos valores que no están, casi, escritos en ninguna parte salvo en nuestra alma, en nuestra capacidad de hacer el bien. Yo creo que Dios, de ser cierte su presencia en algún lado, ha desistido, ha abandonado, se ha ido y nos ha dejado solos, a veces lo pienso.
              Gracias por tu honesta opinión Samantha.
              Lázaro.

              • Sami Sanz 🦋

                Estoy de acuerdo contigo, lo que importa es la escencia del ser humano y su comportamiento ante la sociedad en que se desenvuelve practicando principios y valores.
                De igual manera, sin generalizar, conozco servidores de la iglesia cuyas acciones son deprimentes y a otras más que no pisan una iglesia pero son ejemplo de vida en muchas cuestiones.

                Feliz semana.

              • Pedro Delis

                Me parece Super interesante estos planteamientos y reflexiones sobre este tema tan ambiguo aun al día de hoy ,Y por descubrir ,puesto nuestro enfoques y interpretación de dios entiendo que no Son los adecuados a veces tal y como lo percibimos.Respetando por supuesto todas las opiniones que aquí se comentan, empezando por la de Lázaro como conjunto de grandes reflexiones Y que me ayuda a analizar y hasta donde yo sé ,que habiendo pasado por todas estas variantes de la opinión ante dios, la mía no queda ahí exactamente recogida pero si se apoya en un cúmulo de todas estas reflexiones comentadas. Me ayuda la opinión de texi cuando se identifica Y descubre alguna de estas variantes , la de Patry cuando habla de todo lo falso que pueda haber en esto, la de Jorge Horacio y de forma muy clara bajo mi punto de vista, La de cómo interviene en esta interpretación De Dios ,como en otras tantas conclusiones el factor de la mente y los miedos .Por supuesto lo que comenta Samantha Sanz sobre la grandeza del pensamiento cuándo es bien utilizado.
                Por todo esto que comento, comparto y que me ayuda a seguir conociendo a dios llego una vez más a la conclusión de mi interpretación actual sobre ello en referencia a como la sociedad lo siguiente entiendo al día de hoy, basada siempre en algo exterior y de lo cual esperamos...... Sin ser capaz de dar. Con esto me refiero a que entendiendo que dios es todo, suponiendo que no tiene principio ni fin......por lo que cada uno Y cada cual formamos parte de dios, entendiendolo de esta forma. Por lo tanto de que cada uno depende la responsabilidad de que dios exista para bien o para mal. Me quedo con varias frases célebres......

                -Si cada uno/a barriera su puerta el mundo estaría limpio. Teresa de Calcuta.
                - la vida es simple, el miedo la complica. Facundo Cabral.
                - ni una partícula es más que otra partícula. Walt Whitman.
                - mucho miedo y muy poca vergüenza.Sabiduría popular.
                -Queremos recibir lo imposible y no somos capaces de dar ni tan siquiera lo posible. Pedro Delis.

                Bueno que dios me perdone o sea ustedes 🙂 por extenderme quizás demasiado. A continuación voy a compartir algo que escribí hace un tiempo y que va un poco en esta línea de pensamiento sintiente que me gusta llamarlo. Gracias a todos/as , Diosas y Dioses.

                • lazaro sosa cruz

                  De igual manera me ha parecido muy interesante e ilustrativa su opinión con la cual coincido en muchos aspectos. La mía en concreto y después de leerle es que el Mundo, con Dios o sin Dios, es solo una mirada personal,: la de cada cual.
                  Agradezco sinceramente su opinión, gracias.
                  Lázaro.

                • María Isis 🍷

                  OH Tranquilo amigo, cada cual cree en lo que desea, quiere o siente, que hablen los demás lo que quieran, a veces DIOS se hace servir como tabla salvadora para algunos, para otros no nos sirve esta tabla y nos hunde, así que cada cual que sienta lo que le parezca y...que digan lo que digan!!
                  Muy interesante Lázaro.

                • lazaro sosa cruz

                  Tranquilidad toda, y más. Es cierto que cada cual cree lo que quiere y necesita, es lo justo. También es cierto que para algunas personas Dios es una tabla salvadora e incluso en ocasiones hasta más: también muy respetable. El problema no es Dios, si existe o no. El problema humano son éstos que en su nombre han humillado y castrado a gran parte de la Humanidad; el problema es saber quiénes son éstos, qué han hecho y hacen, y aún más: qué más están dispuestos hacer, con total impunidad, para seguir sorrobayando a ellos sus fieles y no tan fieles. Gracias María por su comentario.
                  Lázaro



                Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.