José Luis Silva-Díaz

Alborada

Amanecer, lumbrera y bella quimera

me acaricias al acercarme a la ventana

es tu toque sutil, como de seda

el que me despierta por la mañana

 

Tus rayos de luz me alientan

a comenzar cada nuevo dia

con tu hermana la brisa me deslizo

por la cascada de su precoz sonrisa

 

Dulce amanecer, oh mi dulce amanecer

que sales por la mañana

a pesar de las nubes celosas

se que vas a resplandecer

 

El sol es tu padre de dia

y de noche tu madre es la luna

dulce amanecer eres mi alegria

es el alba tu preciosa cuna



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.