Fernando Pérez Licea

"Oración Serena"

Oración Serena

 

Al despertar en este día y ya no verte

Me ha invadido la angustia de extrañarte

Al horizonte contemplo nuevamente

Y he buscado tu sonrisa…que solías regalarme

 

Una gota de amor un día ofreciste

Y en tu vientre florecía un capullo

Que con el tiempo le enseñaste a amar la vida

Y que al cabo de los años ya es tuyo.

 

Cuando niño, tú solías regalarme

Un abrazo que me hacía sentir seguro

Un paseo a tu lado por las tardes

Me enseñaba lo grandioso de la vida

 

Tú sembraste en mi vida la esperanza

De ser parte esencial del universo

Y en forma humilde y sutil de mis palabras

Hoy las plasmo con amor en este verso

 

Me enseñaste el amor de una mirada

La alegría de llevarte en mis recuerdos

Me enseñaste que al amor hay que crearlo

Y a soportar con fuerza el sufrimiento

 

Tú velaste mis sueños por las noches

Entre cantos y rezos me arrullabas

Y entre abiertos mis ojos observaba

La escena a la cual yo idolatraba

 

Cuando enfermo…

Tú estuviste por siempre a mi lado

Y alejaste las penas de mi alma

Y me enseñaste que debía seguir andando

El camino que el destino me trazaba

 

Ahora lejos y solo hoy me encuentro

Más tu alma la siento aquí conmigo

Y a mi Dios le pido que me ayude

Y si puede de que sea mi testigo

 

Para decirte, si dos vidas yo tuviera

La primera serviría para amarte

Y la otra la usaría en recordarte

 

Hoy de ti me despido madre mía

Y si quieres algún día recordarme

Bastaría que observaras las estrellas

Que en el mar yo estaré junto con ellas

Y en la arena, escribiré así tu nombre

 

Y sí las olas por error lo destruyeran

Que no importe…

Ya que eterno será en este verso,

Que un día yo debía de entregarte

Autor: Fernando Pérez Licea

D.R. México, 2017

Comentarios1

  • YA SABES QUIÉN...

    Dices muy lindas palabras

    Un gusto leerte.


    HECTOR ADOLFO
    México



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.