Facian solé

Por los rincones del cielo

Por los rincones del cielo inexplorable
que con el pensamiento limito,
mas allá que el confín del infinito
y con la inmensa incógnita
en mi mente deplorable.

No imagino maravilla más profunda,
la sincronía en torno al sol
y los planetas,
como danzando en su ritmo
cual eternas marionetas,
que en el espacio giran
incesantes y rotundas.

Cuando se dispersan
las estrellas en estallido,
como incontables
las arenas del desierto,
que alguien me diga
si miento o si no es cierto,
nacen y mueren
sin nombres ni apellido.

Pero en conjunto
como se podrían llamar,
forman galaxias
en recónditos
lugares del abismo,
si el firmamento es tan inmenso
y asombrándome a mí mismo,
de igual manera
cuando se refleja al mar.

Que fascinan,
deslumbran y enceguecen,
lindas esferas
tan radiantes y se parecen
a luciérnagas de noches
que recuerdo.

Palidezco apasionado
por su cálida decencia…
Si en la pradera
cae la nieve por la bruma
y mi ser es parte
de la magia de la luna:
es por su encanto que divago
y por su esencia.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.