Balder

#1

Que tu alma se torna negra

y el río de tus venas se desborde.

Deja que te broten alas

de ahí donde una vez hubo cicatrices.

 

Deja que te atrape tu sombra

y te derrumbe

              por última vez.

Para de huir

que lo único que siga corriendo

 

              sea la sangre de la habitación.

Comentarios1

  • RIMUZ

    leĆ­do



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.