Julio Noel

Entre lisonjeras montañas grises

Entre lisonjeras montañas grises

tu plateada serpiente se desplaza

llevando en tu oro líquido

los aromas más melifluos de Omaña.

Del fulgente plateado

al zafiro tus cristales se cambian

cuando los áureos rayos

en tu seno se apagan.

Tu lecho de nívea espuma se llena

en los rápidos de la alta montaña,

luego en dorado tul

se transforma en las remansadas aguas.

Exuberantes árboles

miran sus verdes ramas

en el brillante espejo

de tus plateadas aguas

y cuando el suave céfiro las besa

en el frescor de la alegre mañana,

verdes rizos agitan

tu clara luna de azogue esmeralda.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.