diego leonardo

Química retraida

Me bebí una pava completa de agua

Burbujeante mate con su espuma

Tengo dos cogollos de lavanda en mi bolsillo

Cerca de mi pecho

Clavo mi olor

Soy alma buena

Escogido de Dios 

Para cortar los hilos que me dominan

El mundano titiretero afila sus herramiebtas mientras me pone los ojos encima 

No preveo en futuro 

Porque respiro

Soy un cero 

El eslabón perdido de las especias

Los Ángeles tienen Saudades al encontrarse con mi estela

Sólo falta un condimento en su estofado

Desconocida alquimia de inminente perpetuación 

No se si existen las palabras

A veces lloro decimales

Entumiendo aspectos recónditos de mi aceituna

Soy pastel lleno de cebolla

Y mi alma pasa frío ente tanto huevo duro

Dudo siempre de mis pensamientos

Por no seguir receta alguna 

Se dispersan al andar 

Comentarios1

  • boris gold

    Buen poema.
    Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.