susoermida

OJOS HUERFANOS

 

 

Cierro los ojos de golpe

para que tu presencia se haga sólido recuerdo.

Entras en mi como pueblo sin cadenas

y con labios desnudos.

Dos mitades de un verbo

acuden sonoras a estos campos

donde te esperan paseos del alma

y ventanas abrazadas que dan luz

a la determinación de una entrega.

Hay espumas verdes y sementeras cavadas

que cantan y son uvas de una fermentación que resuena.

 

Cierro los ojos de golpe

para robar y guardar la estela de tus ojos.

Los cierro así para albergar la paloma

de tu sonrisa entre los barrotes

que son fronteras de mi alma.

También me llevo las noches que sueño

y también lo onírico de los tuyos.

Y todo canta dentro de mi

y los huesos se hacen dedos,

y el volumen de mis músculos

y las cejas de mis nervios

te saludan en el vuelo interior

donde lo quebradizo lo haces firme.

 

Gota a gota de la luz que me sostiene

se va hacia ti.

Se va en este vuelo de mis parpados

que se cierran todos los días

para no olvidarte.

Mis relojes no se cansan.

Siempre dan la hora en punto

que no son sino minutos acostumbrados.

 

Cierro los ojos de golpe...

Comentarios1

  • Marcos Reyes Fuentes

    Me gusta. Hermoso poema. Lleno de sentimiento. Felicitaciones. Saludos cordiales.

    • susoermida

      Gracias Marcos. Un saludo desde Galicia (EspaƱa).



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.