Juventino Pérez

Remembranzas adyacentes

REMEMBRANZAS ADYACENTES

Recuérdame, te lo que soy,

no esperes, hazlo hoy,

de los momentos alegres,

Y tambien terribles.

 

No es sencillo ser plata fina,

Sólo hay que ser como los lazos,

que unen  a muchas manos,

Y ser la voz que ánima.

 

Olvida mis errores y defectos,

Aún si caigo de mis debilidades,

que son más sombrías tormentas,

qué se acaban y dejan destrucciones.

 

Deja lo malo atrás,  remembra,

acciones nobles y buenas

aún de aquellas que no te has percatado

allí estuve, para verte de buenas.

 

Nuevas metas, nuevos cambios,

se aproximan, cuando me ausente,

remembre los momentos,

porque Allí está adyacente.

 

Juventino Pérez

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.