Patricia A. L.

INCONGRUENTE EXISTIR



Se escucha y entrevee
en la negrura absoluta
de la noche aciaga
la melodía heroica
y el objeto sin nombre
que sin piedad, a diario
me despierta
en  sueños tortuosos y pesadillas
(ignoradas imágenes
y voces huecas y sin nombre)

Voces que ignoro
dramas que he olvidado
pero que el alba no disuelve
y late
y recuerda,
por mí

Aquella vieja rosa
cubierta de espinas
que arrulla,
vigoroso el piadoso Viento
se ha hecho cuchillo en mí.

Mi alma está yerta y sin rumbo.

Despiértame Mar celoso
cubierto de algas inasibles.

Despiértame Luz sanadora
entre las nupcias
de los cuatro elementos
que conforman
el incognoscible Mundo.

Aire Puro, deseo.
Fuego en carbones ardientes
que vuelva mis recuerdos
 en cenizas añiles al viento desparramadas
sin denuedo..

Agua helada que congele
mis sentimientos oscuros
y en carne viva...

Sacude Viento
mis pensamientos polvorientos

Y si Morir es Memoria
Cerrada…
llévame contigo sin más...

en un amanecer gélido
del Invierno que me pertenece
anhelante, por llegar
y cubrirme con su gélido  beso,
tan solamente mío..

Agujero negro,
ébano en la noche
invadido con telarañas
e hilos viejos y necios
que nunca me dejan
y acechan mis dias
( todo el transcurrir
de cada noche y cada día,

desde un alfa y una  omega)

que no tienen principio ni fin

Estas palabras son fantasmas
en el silencio mudo,
sordo y ciego
de la Soledad de relicario
preñada de sabores agrios
y ácidos
de mi profundo y sin sentido

incongruente existir...

 

Patricia Aznar Laffont



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.