justo ponte cruz

EL AMANECER EN EL CAMPO



EL AMANECER EN EL CAMPO

Amanece y un nuevo día se avizora,
con el cántico de los tiernos pajarillos,
oliendo el rico olor de un café de cebada,
una tenue brillo solar que alegra la mañana,
cargándome de paz, virtud y de sosiego.

Diviso las extensas nubes blancas en la colina
se ve el movimiento de los campesinos,
rumbo a las faenas agrícolas del día a día,
silbando una dulce melodía para alegrarse.

Se escucha el correr del manantial cristalino,
las ranas saltarinas se alegran en la orilla,
refrescándose las aves de su aire andino,
y atrapados del olor de claveles y rosas.

Canta feliz un gallo en lenguaje campesino
tiernas melodías alegres para la aurora;
nos avisa a todos, que ya llegó el nuevo día
escuchando el cántico feliz de una alondra,
acompañada de mi hermosa mujer de siempre.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.