Bernardo Arzate Benítez

SOMOS... LO QUE HACEMOS

 

 

 

Hay el que crece para ser amado,

por que va sembrando sus bondades,

Hay el que crece para ser odiado

por que va regando sus maldades.

 

Hay el que crece para ser recordado

por que queda por siempre en la  memoria;

hay el que crece para ser olvidado,

por que no lo quiere ni la historia.

 

Hay el que nace para ser amigo

desde su juventud hasta ser anciano;

aquél que siempre te dará su mano,

y nunca jamás como enemigo.

 

¿Cúal es pues, el detonante en este caso,

si hay un mundo en cada mente?.

Hay quien disfruta del ocaso,

mientras otro lo mira indiferente.

 

Hay quien se hace juez a conveniencia

según sus criterios o creencias,

y no sentir empatía en las dolencias,

por que nadie es "mejor" que su conciencia.

 

Todos los ríos al mar llegan

para llegar a ser un gran océano,

que les "hace seña": con la mano,

y les dice: "a mi vengan".

 

Si fuéramos sí, como un torrente,

y aceptáramos la voz de Jesucristo,

si buscáramos tener su misma mente,

diríamos: ¡"el amor de Dios, he visto"!.

 

Pero mirar el amor de Dios no es suficiente,

es apenas el principio del camino,

podemos saber de Dios en nuestra mente,

pero tener el corazón lleno de vino.

 

Solo si lo hacemos parte de la vida,

si imitamos al maestro tan amado,

nuestro vivir será adornado,

con el bello recuerdo...que no olvida. 

 

Si tuviera pues, la perspicacia,

de saber lo que es mas noble en este mundo,

viviría, creo yo, con eficacia,

y me dolería perder cada segundo.

 

Cuando nacemos no sabemos nada,

nuestras acciones cosechan resultados,

alguien puede usarnos como dados,

o alguien puede enviarnos a la espada.

 

El camino al nacer no está trazado,

en cada pensamiento lo forjamos,

si lo vemos bien, en donde estamos,

es lo que anteriormente hemos pensado.

 

Autor:Bernardo Arzate Benítez.

 

 

 

 

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Bernardo...que excelente poema !!!, todo todo cuanto has señalado esta vigente ...asi exactamente nos conducimos...
    Es que la vida misma...se presta a distintas interpretaciones ...

    Por eso es solo conducirse , como hermano de quienes sufren o han sufrido,lo cual no requiere de mayor analisis ....

    Mientras tanto...solo sacar las piedras que entorpecen nuestro paso....

    Solo eso amigo mio....y como tu bien dices"tener el corazon lleno de vino "...en una de tus estrofas.....poderdiferenciar entre sensibilidad de sensibleria.-( una linea muy delgada, que termina transformando a tristes culpables....en pobres victimas )...

    Bernardo es solo eso...amar que supone ser, no quedar indiferente, al dolor al verdadero dolor....

    Somos muy pobres seres,propensos a equivocarnos.-

    No hay verdades absolutas, solo nos movemos, no solo a traves del sentimiento...usando tambien. lo poco o mucho de conciencia, ( de la cual dispongamos .-

    Nos equivocaremos....muchas veces y reencauzaremos nuestra ruta nuevamente....

    Es nuestro destino.-

    Tu poema, me marco, una reflexion,... la diferencia de tener a Jesus,... en la boca o en el corazon ...

    Me encanto leerte .-

    Un cariñoso saludo.


    • Bernardo Arzate Benítez

      Mi muy respetable y añorada,Ana maria,Poetisa.
      Me regocija el corazón saber,que mi humilde poema,ha tenido un lugar en tu mente pero,que ha bajado a tu corazón. A decir verdad,a menos que las enseñanazas de cristo,se hagan parte de nuestra naturaleza, servirá de muy poco leer y releer sobre su vida y ministerio.
      Gracias por tu hermoso comentario,de verdad,lo aprecio y lo guardo como a una perla, extraida del fondo del oceano.
      Tu servidor:
      Bernardo Aarzate Benítez



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.