Abraham Mora

Mi luna pálida

Horripilante es la oscuridad plena
donde ante tanta impúdica miseria
los vagos perecemos en la histeria
siendo apresados por la luna llena

La noche avanza con su desenfreno
hacia el fugaz resplandor matutino
que cubre el corazón isabelino
de un alma carente del sobrelleno

Luna, cautivas con tu palidez
cuando el vagabundo debe llorar
y en tu  recuerdo debe consolar
esa infernal e impuesta desnudez

De ti me estoy enamorando ¡Luna!
mi alma vacilante estoy condenando
por el destino que estaba buscando
y sufro porque como tú no hay una

¡Noche! Imploro tu paciencia tenaz
de la luna soy, soy completamente
y la adoro, la adoro plenamente;
¡Noche! Descubre ante mí ser su faz

A mi lado, la luna es una infante;
una muñeca de tez de alabastro
y te suplico, bajo este oleastro;
que no me la quites por arrogante

¡Luna! Mi conquista será al amarte
mientras me llenes del loco delirio
de posar en tu flor un solo lirio
para verte en éxtasis y besarte

¡Vida mía! Me diste un girasol
y al verla le entregué mi corazón
con un beso claudicó la razón,
y amarla será tributo al rey sol

¡Diosa mía! ¡Grande es este deseo!
pero ante ella me hago insignificante
y cada caricia es gratificante
cuando ella ejerce su poder venéreo

¡Luna! Ante ti mi amor declararé
para que me ames, para conquistarte;
y enamorarte será mi único arte
¡Luna! Sólo por tu amor lucharé

¡Luna! Aún no te conozco...
pero tu nombre se pronunciar
y cada palabra me hace soñar
con un futuro que desconozco

Luna... amada luna, sé tu nombre
tres letras tiene y es hermoso
pero he de ser ahora valeroso
para conquistarte y ser tu hombre

Luna, prometo amarte,
aunque me cueste la vida.

Comentarios2

  • Marcos Reyes Fuentes

    Toda una hermosa catarata de pasión y platonismo. Tremenda inspiracion, ha de ser Luna, para tan linda canción. felicitaciones poeta, siempre agradable, navegar en sus letras.

    • Abraham Mora

      Y ella es la luna que ilumina mis noches constantemente.

      Aunque no he tenido el valor de llegar hasta sus más recónditos confines, espero; lograrlo y poder hacer que su palidez y su infinidad se unan con mi oscuridad y mortalidad.

      ¡Un abrazo! Siempre gratos sus comentarios y su apoyo.

    • anbel

      Precioso. Un abrazo.

      • Abraham Mora

        Muchísimas gracias. Saludos.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.