Kat Mun Ro

Obsesión Fénix

De las cenizas de mi corazón

renaces como un ave fénix

Intente extinguirte, 

dejé que las llamas convirtieran

tu recuerdo en brasas

pero no te apagué.

Hoy llega el soplo de la remembranza

y ardes en mi interior con más ganas,

Me quemo por ir a buscarte

pero eres un fuego abrasador

que puede causar mi extinción.

Me arde el alma por no tenerte cerca

quisiera que lo supieras.

Eres un fuego ardiente

y mi mente te pertenece.

¿Un día te apagaras para siempre?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.