zeda del rey

óbice

No sé tira el pan que aguarda la naturaleza,

Sé tira la vergüenza,

El Mojito sin cerveza.

Sé  él... en nuestros martes de siembra.

 

  Conocido desenredo y buen amigo de la niebla.

Soy yo como tú

No me corras ni me temas Sé que quieres,

que me pierdes

Igual que tórsigo de hiedra

  Mueres sí me pruebas.

 

  Visto de otra forma Hoy debería decir:

Que lo más dulce del Vaivén  De los días en fin.

Es que no sabes cómo es que soy ahora.

Quizás ya veas 

Visto de otra forma

Que lo nuevo de mí Se ve en mi nueva fase cantora.

 

Dónde ya no solo soy poeta

Ahora el músico al que le temí  Es mi nuevo amigo.  

Soy el óbice que no te deja superarte

Tan peligroso, que me adoptaste.

Afines nos volvimos, 

hoy nadie puede separarnos.

Comentarios1

  • Marcos Reyes Fuentes

    Muy bueno, pero sería mucho mejor si corriges algunas cosas.

    "No se tira el pan que aguarda la naturaleza,

    Se tira la vergüenza,

    El Mojito sin cerveza.

    Sé él... en nuestros martes de siembra.



    Conocido desenredo y buen amigo de la niebla.

    Soy yo como tú

    No me corras ni me temas Sé que quieres,

    que me pierdes

    Igual que tósigo de hiedra

    Mueres sí me pruebas.



    Visto de otra forma Hoy debería decir:

    Que lo más dulce del Vaivén De los días en fin.

    Es que no sabes cómo es que soy ahora.

    Quizás ya veas

    Visto de otra forma

    Que lo nuevo de mí se ve en mi; nueva fase cantora.



    Donde ya no sólo soy poeta

    Ahora el músico al que le temí Es mi nuevo amigo.

    Soy el óbice que no te deja superar

    Tan peligroso, que me adoptaste.

    Afines nos volvimos,

    hoy nadie puede separarnos."

    ... sólo decía, mi estimado poeta... sólo digo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.