Ernesto Nexticapa Javier ( Escritor Nocturno)

TUS OJOS

 


Eran tus ojos
dulce veneno
refugio del gélido viento;
mi sol,
ocaso del cielo
estrella
de mi firmamento.

Siempre la encontré
en mis pensamientos
compás
lento, eran tus versos,
música etérea
me perdí en ellos
destellantes mares profundos
resplandecía.

Poesía
y susurrabas
a mi oído secretos
eternos

con sólo mirar
aquellos bellos ojos negros.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.