Classman

LA DAMA Y SUS CINCO SENTIDOS

 

Son tus ojos una suave melodía,

que acaricia con sus notas el piano,

tu mirada resplandor durante el día,

tus pupilas una brisa de verano.

 

Tus oídos oyen cantos de sirena,

que se mezclan con las notas del piano,

si las olas las empujan a la arena,

esas voces en la playa habrán cesado.

 

Percibes de las olas los olores,

que desprenden de sus cuerpos las sirenas,

son esencias parecidas a las flores,

un embrujo que te ata con cadenas.

 

Saboreas nuestros besos dulcemente,

intentando retener ese momento,

es posible que ese amor no se acreciente,

si yo cedo en la pasión y no lo intento.

 

Con tus manos tiernamente me acaricias,

esperando que ese amor no ceda nunca,

son las muestras que adivino más propicias,

de esa forma ese amor jamás se trunca.

 

                                                                 J. Piñeiro

Comentarios2

  • Ángela Teresa Grigera Moreno

    Muy bonito poema amigo, miel que endulza tantas noticias amargas que nos violentando y atemoriza
    Saludos

  • Samantha Sanz

    Bello y melódico.

    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.