Julio Noel

Suaves susurros que acariciáis mi dulce pena

Suaves susurros que acariciáis mi dulce pena

en el lánguido sopor de la ardorosa tarde,

llevadme con vosotros a las altas esferas

en las quejas del aire.

Invisibles murmullos que arengáis a los sauces

entre los tiernos abrazos de la sedosa aura,

con los sonidos de vuestros melodiosos cantes

enmelad mi añoranza.

Cándidos rumores que el leve céfiro besáis

en el apacible despertar de la alborada,

¿por qué entre vuestras frágiles alas no me lleváis

a la eterna morada?

 

Comentarios2

  • azulblue

    muy bonito poema

    • Julio Noel

      Gracias, azulblue.

    • Eric Rancol González

      UN placder leer su obra

      • Julio Noel

        El placer es mío. Gracias, Eric.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.