andrea barbaranelli

El baile de la muerte seca

Quiero divertirme, ¡viva, viva!,

morirme de alegría, de un solo golpe,

de un golpe al corazón o al cerebro,

un golpe bien directo y asestado

que me rompa los huesos en pedazos,

los huesos del pelvis y del tórax,

de las extremidades inferiores

y de las extremidades superiores

sin mencionar la espina dorsal

con su cadena de vértebras ensartadas.

La muerte seca es la más alegre

de cuantas se puedan concebir.

El baile del cadáver descarnado,

reducido a esqueleto limpio y liso,

pulido y alisado e inmaculado

es de todos el baile que más amo.

Voy a bailarlo contigo, mi adorada,

en cuanto ya me deje esta ansiedad

que me roe por dentro hasta la médula

ya desgastada de mis pobres huesos

y no me suelta ni me deja libre.

Me quiero divertir, ¡viva! ¡que viva!,

morirme de tristeza y alegría,

desmadrarme hasta que pierda el control

de las junturas de mi esqueleto.

Que todos mis huesos se sacudan,

se agiten, se desprendan y entrechoquen

armando un jaleo irreducible

a ritmo de bombos y platillos,

de atabales, tambores y marimbas.

La única cosa que no quiero

es que mi cadáver se repudra

y se hinche de gases y de pus

y despida ese atroz hedor a muerto,

esa inaguantable jedentina,

esa infección de carroña que apesta.

Voy a bailarlo contigo, mi querida,

el baile alegre de la muerte seca.

Nos miraremos en las cuencas vacías,

nos reiremos sacudiendo las mandíbulas

sin encías sin labios y sin lengua,

con tan solo los dientes para un beso,

soplando el aire por entre las costillas

de la caja torácica hecha astillas

sin pulmones que se vacíen y se llenen

con el frío reanimador de la mañana

que nos hacía llorar de alegría

cuando éramos bellos y queridos.

 

Comentarios1

  • Ángela Teresa Grigera Moreno

    Impresionante tu poema Andrea, pude ver cada una de tus imágenes
    Mis respetos, pero aún no te mueras Prometelo
    Saluditos y buenos dias

    • andrea barbaranelli

      Si dependiera de mí, te lo prometería sin problemas. Puedo solo prometerte que haré lo que pueda para no terminar pronto como mi “yo” de mis versos. Gracias, amiga, eres muy, muy amable.

      • Ángela Teresa Grigera Moreno

        Con hacer lo q puedas suficiente, eres genial
        Saludos cordiales
        Ann



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.